Comercio Internacional

Un comercio internacional que ponga los derechos de las personas por encima de todo.

El Comercio es una herramienta que, históricamente, ha extendido el bienestar de las personas, propagado la cultura y favorecido en entendimiento. Ese es modelo de Comercio Internacional enriquecedor es por el que trabajamos, pero nos queda mucho por hacer.

Queda mucho por hacer porque se aleja radicalmente del modelo neoliberal que hoy impera. Porque bienestar, cultura y entendimiento no son precisamente los valores en que uno piensa cuando sabe que los países que ostentan los recursos más codiciados –combustibles y materias primas- son los más empobrecidos. Cuando tenemos tan interiorizado el hecho de que el 1% más rico del planeta ostente el 50% de su riqueza que este dato ya apenas nos da escalofríos.

Facilitar las vías al Comercio Internacional se ha convertido en un dogma que ha justificado atropellos a la soberanía de los Estados y los Derechos de los ciudadanos y de la naturaleza. Los gurús del comercio neoliberal han querido ver barreras al comercio en los bosques que no se talaban; en las restricciones a la implantación de multinacionales (que, por su parte, ahogan el comercio local); en los salarios mínimos, en la regulación sanitaria, etc. Esta caza a las barreras al comercio ha desembocado en un mundo en que los tratados comerciales están por encima de la ley y en que la competición “en igualdad de condiciones” entre grandes y pequeños, países ricos y países pobres, perpetúa en la práctica la desigualdad.

La ofensiva neoliberal ha cobrado más fuerza que nunca con toda una serie de tratados que suponen un auténtico golpe de Estado en Europa y que pretenden situar a las corporaciones por encima de la ciudadanía: TTIP, CETA y TiSA. Pero ahora estamos más preparadas que nunca para defendernos. Somos muchas y cada vez mejor informadas y movilizadas. Desde el Parlamente Europeo, luchar por un orden comercial más justo para todas es una de mis prioridades, pero yo soy sólo una pieza más: grupos políticos de todos los niveles de gobierno, ONG, académicos, juristas; y tú misma que lees este texto.

En este espacio encontraras toda la información sobre la humilde, pero espero que necesaria, contribución que mi equipo y yo hacemos a esta causa.